¿Crisis u oportunidad? Tres tips para salir airosos de un otoño caliente

Si el otoño te parecía una estación tranquila… Estos tres meses que llegan traen, según todos los expertos, de todo menos pasividad. Y es que, estamos ante un panorama repleto de lineas rojas, miremos donde miremos, que los medios se encargan de recordarnos pero ¿Podemos encajar esta situación a nuestro favor?

La situación que estamos viviendo se refleja en tres frentes:

  • Una guerra en Europa que, lejos de acabar, parece que se perpetua, con todo lo que eso supone
  • Una inflación por las nubes que no nos da respiro
  • Acuciante crisis energética que pagamos todos…

¿Cómo actuar ante una crisis?

Y todo esto en un entorno laboral que ha de sortear sus propios talones de Aquiles. ¿Te has atrincherado ya en casa a la espera de que todo cambie o estás planificándote para estar mejor preparado? Cuidado porque la pregunta encierra mucho más de lo que parece: un estudio sobre la adaptabilidad el entorno afirma que, cuánto más incierto se vuelve el presente es cuando más necesidad de tomar decisiones y obtener respuestas necesita nuestro cerebro.

Hay dos formas de tomarse una situación ‘in extremis’ o mirar hacía otro lado y esperar que todo se desvanezca cómo por arte de magia o actuar, obtener recursos y herramientas que te aporten y te den mayor seguridad.

¿Sabes qué te ayuda a estar ubicado y bien asentado ante un otoño con tanto vaivén? Tener una hoja de ruta y saber que:

Tres tips para sortear un otoño caliente

  • Cambian los métodos de trabajo: Seguir unas pautas está muy bien pero ser flexible y tener capacidad de improvisación te va a dar versatilidad. ¿Un ejemplo? La transformación digital ha sido el principal reto donde muchas empresas han suspendido por no haberlo visto venir. Sin embargo aquellos que se adaptaron han podido cambiar los modelos estructurales, influyendo en la en la organización diaria de la empresa. Y es más, gracias al apoyo en la digitalización han podido resurgir con un modelo nuevo con el que salir adelante. Lectura: adáptate a tu entorno y rápido.

  • Abrirte a nuevas ideas: deja paso a la gestión pero un consejo: delega en quién de verdad sabe. Esto es un signo de inteligencia. No necesitas saberlo todo pero sí conocer a quién lo sabe. Así es cómo podrás compaginar la gestión automatizada y necesaria con un aspecto más personal. Las empresas podrán trabajar de una manera mucho más enfocada y directa sobre el desafío estratégico de los empleados y el rendimiento de la empresa. De la misma manera se estará más preparado para reaccionar ante una situación como la que vivimos actualmente.

  • Reforzarse con formación: parece obvio pero no lo es tanto cuando seguimos cayendo en lo mismo… Fórmate. Es la mejor manera de no mirar hacía otro lado sino al lado que te interesa. La formación es el pasaje FREE que te lleva a cualquier lugar. Y cuando decimos a cualquier lugar, nos referimos literal: el 52% de los profesionales cambia de país y de trabajo gracias a una formación a medida. De hecho, es la mejor manera de luchar contra la falta previsión e incertidumbre. Los más jóvenes en el terreno laboral lo saben y aprovechan para aprender competencias muy demandadas, el 21% lo hace para cambiar de trabajo con facilidad. Y lo más interesante, los profesionales de 35 años en adelante apuestan por formarse para reciclar sus conocimientos y estar preparados para todos los otoños que vengan.

¿Tienes ya tu plan para este otoño 2022? Cuéntanos.