Los 5 errores que más comenten las clínicas dentales en las Redes Sociales

Cómo gestionar tu clínica dental en las redes sociales

¿Cómo se gestiona un perfil de IG de una clínica dental? y ¿Tiene sentido estar presente en esa y en otras redes sociales? Sí, Lo tiene. Las clínicas dentales y todo lo que tenga que ver con nuestra salud y el cuidado del cuerpo, son uno de los sectores que están ocupando cada vez más presencia en las redes sociales, en especial en Instagram.

En el último año, el sector salud compite con otros ámbitos, creando estrategias para conseguir una mayor visibilidad y poder trasladar sus servicios al entorno digital.

De hecho, cada vez son más los perfiles de odontólogos que se muestran en las redes, buscando expandir su reputación, dar voz a su trabajo, explicar qué hacen y cómo lo hacen. Y, entre todas las redes , Instagram es la que cuenta con una mayor presencia de esa audiencia heterogénea, amplia y versátil; y les ayuda a generar tráfico de este sector.

Pero ¿Lo consiguen?

Las redes sociales funcionan como el día a día: nos gusta que nos convenzan, que nos cuiden, que sean sinceros, que nos atiendan y que nos aporten valor. Esto es lo que busca un usuario en las redes. Por eso, el éxito de una clínica dental está en saber plasmar sus servicios de la forma más efectiva y afectiva posible.

1.- Creer que con tener un perfil es suficiente. Error super común. estar en las redes sociales es fácil y rápido y eso no nos hace pensar que también es efectivo desde el primer instante. Y no es asi: antes de entrar y trabajar un perfil de redes sociales debes hacerte tres preguntas:

  • ¿Qué quiero conseguir?
  • ¿Cómo lo voy a hacer?
  • ¿Quien?

2.- Obviar la estrategia en redes: No importa el volumen de tu centro, si no creas una estrategia atractiva e interesante donde se reflejen tus valores y tus objetivos, no llegarás a ningún resultado. Publicar por publicar no funciona. Hasta los perfiles más sencillos -sobre todo los más sencillos- tienen una estrategia detrás.

3.- Desconocer los intereses de su audiencia: preocúpate de escuchar lo que dicen, de generar conversaciones, de saber qué necesitan. Parte de la base que hay que educar a tu audiencia, que conozca cómo haces lo que haces para que pueda necesitarlo.

4.- Hablar de nosotros y para nosotros. Hay que aterrizar el contenido, eliminar los tecnicismos, conversar con tu paciente, hablarle cómo si lo tuvieras delante. En muchas ocasiones creemos que al ser profesionales de un sector determinado debemos enseñar todo lo que sabemos, pero esa es la mejor manera de que nadie nos entienda.

5.- Creer que la comunidad se hace sola: Hay que crear comunidad con tu audiencia. Estar ahí para establecer vínculos. Y eso es un trabajo arduo y laborioso que no se hace en el tiempo libre ni lo puede hacer cualquiera.

La persona que lleve las redes deber conocer, entender y disfrutar con los servicios para ser capaz de transmitir esos valores y generar una buena experiencia de usuario al paciente.

¿Te gustaría conocer más recursos para aprender a gestionar las redes sociales de tu clínica dental? Mira el último curso que lanzamos para las Clínicas dentales.