Los sistemas de calidad funcionan en Fòrum d’Activitats

Y así hemos conseguido el certificado de calidad para empresas: la ISO 9001

Esto sí que teníamos que contarlo… tras más de nueve meses de trabajo, de medir, analizar y valorar nuestras estrategias, procedimientos y objetivos como empresa, ya estamos certificadas por el organismo de certificación INTERTEK. Y no ha sido sencillo, pero sí revelador.

De hecho es una de las mejores maneras para desgranar los métodos de trabajo de una empresa: ponerlos en la palestra y explorarlos. Valorar cómo se están haciendo las cosas, con quién, qué protocolos funcionan y cuales están obsoletos; o que oportunidades estamos perdiendo. El enfoque basado en procesos y en el ciclo de mejora continua o, mejor dicho, todo el proceso para conseguir la certificación en ISO 9001 -que no resulta ni rápido, ni livianonos arroja mucha luz sobre el rumbo de nuestro proyecto y las decisiones que tenemos que tomar. Y cuando lo logras, lo que tienes en tus manos es una hoja de ruta perfectamente sintonizada con la realidad que vives.

Solas no lo hubiéramos podido lograr. Y claro, aquí como en todo, la ayuda de profesionales expertos es esencial. En nuestro caso, hemos contado con la consultora Comtec Quality, su director ejecutivo Pau Negre y con uno de sus consultores más antiguos, Jordi Besora como artífices de este logro.

De hecho, nos han ayudado a hacer más resolutivo y eficaz todo el despliegue de recursos necesario para determinar los indicadores, objetivos y la planificación estratégica de Fórum d’Activitats.

Cuál es el proceso para lograr la certificación ISO 9001

Acabas creando tu propia hoja de ruta para tomar decisiones y seguir nuestros objetivos

Aquí todo va de compromisos y establecer objetivos que nos hagan mejorar. En este caso, ha sido fácil porque en Fòrum estamos comprometidas con la calidad y la mejora continua. Y así lo trasladamos a la gestión, a la docencia y sobre todo a lo que nos caracteriza, la fuerte orientación al cliente.

Durante un proceso de certificación de ISO 9001 no hay nada que se quede sin medir:

  • El compromiso de la alta dirección.
  • Poder implementar un Sistema de Gestión de Calidad.
  • Contar con los recursos necesarios.
  • Medir, analizar y mejorar nuestros procesos de trabajo.

A nosotras nos ha dado más confianza, tanto para el desempeño de nuestro trabajo como en la relación con colaboradores y con clientes. Además, nos ha ayudado a mejorar el funcionamiento del negocio y a gestionar el riesgo. En definitiva, a ser más eficientes.

Ha sido un proceso interno e intenso… Y ya os digo, que no se detiene aqui. Cuidar la calidad de tus servicios, de tus métodos de trabajo es un proceso continuo.