Qué es la formación bonificada para empresas

¿Te es familiar el concepto de bonificar tu formación de empresa? Probablemente, sí, Sin embargo, y a pesar de todo el valor que conlleva integrar la formación como parte viva de una empresa, no lo hacemos. O no lo hacemos todo lo bien y lo a menudo que debiéramos. Y eso nos supone un coste difícil de afrontar: la pérdida de oportunidades, de competencia y de talento. Ahí lo dejamos…

Todas las empresas tenemos un crédito formativo que podemos gastar en cursos para formar a nuestros trabajadores. No importa lo grande o pequeña que seas, mientras tengas empleados cotizando en la la Seguridad Social, tienes la opción de formarlos sin coste… Y si no lo usas: ese crédito se pierde.

La pregunta es: ¿Te lo puedes permitir?

La formación bonificada es la oportunidad que tienes, como empresa, de potenciar el talento de tus trabajadores a través de una formación a medida, sin coste.

¿Qué es la formación bonificada?

La formación bonificada es un crédito formativo que tienes como empresas para invertir en la formación profesional de tus empleados, a coste cero. El objetivo de bonificar tu formación es que incrementes tanto el rendimiento como la competitividad de su equipo de trabajo y, por tanto., generar valor que repercuta en más beneficios. Pero como todo, hay un proceso que implica tiempo y cumplir unos requisitos.

Mira aquí cómo trabajamos para hacer sencilla la gestión de tu formación bonificación

Empieza por diseñar tu plan de Formación

El primer paso para empezar a pensar en bonificar tu formación es averiguar qué crédito tienes disponible para gastar. ¡Y cómo lo vas a gastar! No sirve cualquier curso, sino todo lo contrario: trabajar una planificación a medida de las necesidades de tu empresa y tus empleados. Para eso necesitas diseñar un plan formativo, y hacer un seguimiento de los procesos, que te detallaremos en otro post para que puedas conocer todos los pasos.

La formación permanente en España sigue siendo un punto a mejorar dentro de las estrategias empresariales de las empresas: nos cuesta formarnos, adaptarnos, reinventarnos porque nos resistimos al cambio y a analizar nuestras fortalezas y nuestra debilidades para aumentar a cal

Por qué es importante la formación permanente en la empresa

La formación permanente es una herramienta eficaz para impulsar habilidades e integrar conocimientos nuevos que vuelven a los trabajadores más efectivos, aumentando así la productividad de la empresa. Pero también dándole efectividad. Y es importante porque en España, durante 2020, la formación empresarial seguía siendo mínima –un 9,9% de hombres y un 12,0% de mujeres con edades comprendidas entre 25 y 64 años según el INE-. Datos que nos hacen están muy por debajo de los países de la Europa del Norte.

¿Tienes dudas para bonificar tu formación de empresa? Sigue leyendo aquí...