Te contamos los 5 pasos necesarios para bonificar tu formación empresarial

¿Tienes una empresa con trabajadores? Pues debes saber que también tienes un crédito destinado a formarlos; una asignación específica que puedes invertir en formación empresarial y que, una vez acabada, puedes bonificar. No importa lo pequeña o grande que sea tu empresa: todas tienen derecho a esta opción -si tienes trabajadores cotizando en la Seguridad Social-. ¿Lo has hecho ya alguna vez? Si es así, entonces eres consciente del tiempo y la dedicación que conlleva la gestión y de lo gratificante que resulta la formación para potenciar y motivar a tus empleados.

GESTIONAR TU FORMACIÓN BONIFICADA

Gestionar la formación y además bonificarla es uno de los Talones de Aquiles de las empresas. La falta de tiempo, el exceso de trámites o el desconocimiento de las posibilidades que encierra esta opción actúan como parapeto e impiden que, en muchas ocasiones, las empresas logren desarrollar un programa formativo de acorde a sus posibilidades y que les beneficie.

¡Ahí es donde actuamos nosotras! En Fòrum d’Activitats llevamos más de 15 años solucionando este trámite a las empresas. Y siempre recordamos que es una labor que hacemos fácil, ahorrando tiempo y responsabilizándonos desde el inicio hasta el final.

Mira aquí cómo trabajamos para hacer sencilla la gestión de tu formación bonificaión

Empieza por diseñar tu plan de Formación

Analizar qué necesidades de formación tienes en tu empresa, hacer un diagnóstico de aquello que precisan tus empleados para mejorar sus competencias o un estudio de detección de necesidades con cara y ojos es el punto de partida para tener una buena planificación de formación.

Si además quieres que sea bonificada, aquí os resumimos en 5 pasos cómo puedes hacerlo:

1.- Conocer tu crédito

Es el paso inicial y esencial para saber cuánto crédito tienes para invertir y bonificar. ¿Cómo? Pues todas las empresas con trabajadores en el régimen general de la Seguridad Social cotizamos una cantidad de dinero destinada a la formación empresarial. Ese es el crédito. Ese crédito depende de lo que hayas cotizado el año anterior y del tamaño de la empresa.

2.- Completar todos los procesos online

Todos los trámites para gestionar tu formación bonificada se hacen online. Debes darte de alta en el aplicativo de la FUNDAE. Para ello necesitas tener la firma digital y seguir todos los procesos que no son pocos. Si tu empresa tiene menos de 50 trabajadores podrás acumular el crédito que no utilices durante dos ejercicios.

3.- Deberas elegir los cursos relacionados con tu sector

Ese plan formativo debe ir de acorde a las necesidades de los trabajadores y los cursos tienen que estar relacionados con el sector y las necesidades de la empresa.

4.- Hacer todo el seguimiento de la formación

Antes de iniciar la formación hay que informar a la representación legal de los trabajadores, participen o no de la formación, en aquellas empresas que tengan RLT. Y hay un proceso específico para hacerlo. A partir de ahí tienes que dar de alta las acciones formativas y los grupos: qué curso se realiza, cuándo y quién lo imparte. Hay que asegurarse y responsabilizarse de que la formación se realiza. Hacer todo el seguimiento administrativo y seguir la normativa vigente.

5.- Bonifica la formación

Una vez que se completa la formación, se cierra el grupo y se incian todos los trámites para que la bonificación se haga efectiva.

¿Te ha quedado más claro todo el procedimiento para optar a una formación bonificada? Pues si quieres saber cuánto dinero tienes disponible y cómo empezar a invertirlo, contáctanos aquí y te ayudaremos a averiguarlo.