El Blog de FA

Tres ejercicios para reinventarte con éxito este verano

¿Sabes que el verano es el mejor momento para hacer un reskilling de tu vida? El 60 % de los profesionales se encuentran en esta época estival con un dilema: ¿lo que hago me representa? No quieras saber la respuesta… ¿O sí? Si quieres aprovechar agosto para tener un septiembre rentable, sigue leyendo porque te puede cambiar la perspectiva y quién sabe si algo más.

Desconexión versus reconexión

Que sí, que el verano es para desconectar, descansar y volver con las energías cargadas lo sabemos y lo ansiamos todos, pero… ¿cuánto tiempo tardas en hacer eso? Según los expertos, una semana. Tardas una semana en sentir que tu cuerpo se aligera y tu mente deja de estar en alerta, pendiente de lo que sucede o no, controlando y organizando –siempre y cuando la desconexión digital sea posible, que para el 64% de los trabajadores no lo es según un estudio de Infojos-.  ¿Y después de esa semana? Después de esa semana aflora lo que llevamos meses en nuestro inconsciente de forma latente, lo que no nos hemos permitido sacar a la luz: empieza a coger forma el conocimiento, la experiencia, los detalles que hemos ido acumulando todos esos meses atrás mientras desarrollábamos nuestro trabajo. Es decir, dejamos espacio para la creatividad. Y ¡esa es la primera señal!

Cómo rentabilizar mi agosto

Así empieza todo. Es la señal de que, sin prisa pero sin pausa puedes introducir cambios en tu vida -personal y profesional porque ya van ligadas- ver con claridad y tomar ciertas determinaciones, sin estrés, ni presión.

Más del 30% de los trabajadores se plantean cambiar de empleo a la vuelta de vacaciones, que lo logren o no dependerá de la planificación, organización y los pasos que hayan decidido dar para lograrlo.

A veces, basta con un pequeño cambio o un reconocimiento para, en lugar de hacer un super cambio de trabajo, estar mejor en el actual.

Te dejamos algunas recomendaciones clave para sacarle el máximo provecho a tu desconexión:

  1. Escucha y observa a tu alrededor y verás con más claridad las ideas que te llegan; no las rechaces. Te recomendamos que las anotes, sin mucha elaboración, solo una palabra o una frase. No necesitas desarrollarla pero quizás encuentres una forma diferente de ser más resolutiva, de gestionar el tiempo, de saber con quien sí o con quién no trabajar. Poner límites. No te ocupará tiempo porque será algo más intuitivo pero que te irá abriendo el camino.
  1. Valora cómo te hace sentir tu trabajo: qué cualidades de ti saca a la luz y cuáles resalta que te faltan. Apúntalas. Así podrás calibrar tus perspectivas de crecimiento y desarrollo profesional. A nadie se le escapa que el elemento más descorazonador es que no se te de un hueco, un reconocimiento en tu trabajo. En este sentido, puntúa el tiempo que tengas para ti, la confianza que te da la empresa y el reconocimiento por parte del equipo.
  1. Prepara y decídete a hacer esa formación online que llevas un año posponiendo; elígela con tiempo, sin la presión de cumplir objetivos inminentes sino de verlos encauzados a medio plazo, de resaltar tus competencias y de aportar lo que tú tienes en el lugar que te necesita. Si has hecho bien los dos primeros pasos, formarte es lo que te permitirá materializar o potenciar tus metas en septiembre.

Lo dicho, septiembre es un buen mes para retomar proyectos y volver a la rutina con mayor motivación. ¡Haz que este sea el tuyo!

5 cosas que pierdes cuando no haces formación continua

¿Sabes lo que te está costando no encontrar tiempo para seguir formándote o para formar a los profesionales de tu empresa? De entrada, y aunque no lo veas, te va a costar dinero, pero también vas a perder capacidad de acción, de respuesta, de proyección y la confianza de quienes te rodean; por no hablar de la competitividad.

La formación continua es una baza para adquirir destrezas, mejorar nuestras habilidades y conocimientos -eso por supuesto- pero también para crecer, para aumentar tu confianza y disminuir tu inestabilidad.

Cada vez que renuncias a formarte, ya sea online o presencialmente, a alimentar esas competencias y habilidades y necesidades tuyas o de tu equipo, estas renunciando a:

  • Darte valor,
  • A que crezca tu potencial
  • A tu capacidad de proyección
  • A reinventarte…
  • Diciendo ‘NO’ a la formación estás menoscabando la confianza y la seguridad de tus profesionales.

Y nuestro trabajo es justo hacer lo contrario: que las empresas descubran cómo ganar competitividad con los recursos -y los profesionales- que ya tienen con ellos y que un día escogieron.

El mejor antídoto ante el miedo es la destreza: aprender bien que se te da mal para ganar confianza”. 

Si somos tan insistentes con los valores de la formación es porque hemos visto los estragos que han sufrido las empresas que vivían de espaldas a ella. 

¿Sabes lo que estás perdiendo por no formarte ni formar a tus trabajadores?

  1. Pierdes DINERO. Primero porque tienes un crédito solo para ti, para tu empresa, del que puedes disponer, y que si no lo gastas, desaparece. Y con ese dinero desaparecen otras muchas cosas positivas… También cuantifícales en tu presupuesto final. 
  2. CALIDAD: de tu producto y de tu servicio, de cómo lo ofreces y cómo lo vendes a tus clientes.
  3. COMPETITIVIDAD El mercado es feroz, y permanecer quieto no es una opción. Al menos, si quieres seguir siendo alguien que cuenta.
  4. CLIENTES:es fundamental. Si no te formas o no formas a quienes trabajan para ti, estos se irán yendo. Además de perder la posibilidad de acercarte a otros nuevos, un círculo potencial que ni imaginas. 
  5. TRABAJADORES: También se van. Está comprobado que formar motiva, inspira y es una de las razones por las que muchos profesionales, no solo escogen, si no que se quedan en una empresa.

¿Te a atreves a asumir el riesgo de seguir tu vida sin un plan de formación?

Formación online versus presencial ¿Hay diferencia?

¿Todavía sigues creyendo que la formación online es la hermana pequeña de la formación presencial? o peor aún ¿qué es la sustituta de una formación ‘in situ? Error. Ha llegado el momento de que te actualices y que dejes atrás esas creencias de que la formación online y la presencial no consiguen los mismos objetivos; y que son más propias de principio del siglo XXI que de la actualidad que vivimos.

Formarse online no es solo una opción es una necesidad que, está comprobado, nos abre las puertas a un mundo de conocimientos mucho más amplio, cercano y especializado. De hecho, si no fuera por la posibilidad de diseñar formaciones que se impartan a través de videoconferencias sería muy difícil para muchos grupos empresariales que todos sus trabajadores pudieran adquirir las mismas capacidades, al mismo tiempo y con el mismo propósito.

Como de las ventajas de la formación online ya te heos hablado y seguro que las tienes claras, vamos a hacer un repaso de los mitos que están cayendo, uno por uno:

4 Mitos de la Formación Online que ya están obsoletos

  • La formación On Line no está igual de reconocida que la Presencial. ¿En serio? Si a estas alturas todavía crees que una formación especializada, impartida por profesionales, expertos y profesores reconocidos -que no pueden desplazarse – no causa el mismo impacto en quién la recibe, que la presencial es que no has pasado de pantalla aún. La formación online no solo está igual de reconocida si no que, en muchos casos, hasta más.
  • La formación On Line es aburrida. ¿Nunca te has aburrido en una formación presencial?… Perder el interés o estar motivado no va a depender del formato, sino de tu implicación, de la actitud, y del enfoque que el formador prepare.
  • La formación On Line no se valora: Por supuesto que se valoran igual. Hoy en día, a las empresas no les importa la modalidad en la te hayas formado si no los conocimientos, habilidades y herramientas que hayas adquirido y cómo los vas a aplicar. Estamos en un entorno productivo, dinámico e innovador y hay que adaptarse.
  • SI me formo online no creo relaciones Otro mito arraigado que cae… Hay que dejar de pensar en en On Line como algo externo, lejano y diferente. Las relaciones que crees dependerán de tu interés, tu compromiso y tu conexión con el resto de los alumnos. Los medios para lograrlo, los tendrás.
  • Nadie te controla y se aprueba fácilmente… Más bien al contrario. Dependiendo de la formación existe todo un protocolo para que el alumno vaya superando -con supervisión- los distintos procesos de aprendizaje, hasta conseguir integrar los distintos conocimientos. En este sentido, las formaciones on line cuentan con el apoyo de tutorías, chats y foros de apoyo al alumno.

¿Quieres saber cómo integrar la formación On line en tu plan de formación? Escríbenos.

¿Cómo aprender a gestionar tu vida laboral y profesional para ganar efectividad?

Te compartimos dos libros que nos han inspirado y con los que adquirir las habilidades y actitudes que te ayudan a gestionar tu entorno laboral y tu vida personal.

¿Sabías que la gestión emocional en las empresas es uno de los principales KPI’s para medir su
rendimiento? Siempre lo ha sido, pero desde hace relativamente poco, cuidar del bienestar, las inquietudes y la calidad del tiempo que pasan los trabajadores para equilibrar su vida familiar y laboral se han convertido en prioridad para las organizaciones. De hecho, está demostrado que descuidar la gestión emocional de los trabajadores puede repercutir en el rendimiento de una empresa, reduciéndolo hasta en un 35%.

¿La causa? Los altos niveles de estrés que acaban acusando y que merma la capacidad para desarrollar su talento. De hecho, los empleados, especialmente las nuevas generaciones, esperan que su compañía se preocupe por ellos y les ofrezca otras ventajas que complementen su salario.

Con esta introducción, y aprovechando que en abril celebramos Sant Jordi, hemos elegido dos libros que nos han inspirado y que pueden proporcionarte una visión y las habilidades necesarias que te ayuden a conocer las claves de la gestión.

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva

‘Los 7 Hábitos de la gente altamente efectiva’ de Stephen R. Covey es un clásico de hace más de 25 años, que sigue activo a día de hoy y que viene a despejarnos dudas y a darnos las herramientas que nos ayudan a romper paradigmas y a adquirir la actitud necesaria para posicionarnos en nuestro entorno laboral.

Como habla de 7 hábitos, y spoilers previos, te damos algunas pistas que pueden ser muy útiles para gestionar tus recursos y tus capacidades:

  1. Ten un fin en mente, no hagas por hacer
  2. Se todo lo proactivo que puedas
  3. Establece las prioridades: haz lo primero
  4. Piensa en como enfocarte para ganar
  5. La importancia de escuchar y comunicar para entender y que te entiendan
  6. Crea sinergias como esencia de tu trabajo
  7. Renuevate todo lo que puedas

¿Cumples o tienes integrados algunos de esta hábitos?

El Tiempo en tus manos

El Tiempo en tus manos” sin ser un libro de un gurú de la gestión, el libro de Félix Toran nos ha inspirado desde la primera vez que lo le leímos (porque lo hemos reelido muchas veces) y nos ha servido a título personal y como recomendación de lectura para nuestros alumnos de los cursos de Gestión del Tiempo.

El autor de este libro, un autor prolífico, tanto en el campo del crecimiento personal como en la técnica, es ingeniero electrónico y ha desarrollado su carrera en la Agencia Espacial Europea. El libro es el resultado de la propia experiencia y de los amplios conocimientos que tiene de crecimiento personal, de gestión del tiempo y de comprensión del tiempo.
En su libro Félix Toran nos muestra que es posible hacer más (trabajar, dedicar tiempo a la familia, al deporte, al ocio…) y mejor en menos tiempo, y sin sacrificar la salud.

La clave está en tres factores:

  1. Comprender el tiempo
  2. Aprender herramientas y técnicas que nos ayuden a obtener los mayores y mejores. resultados de nuestro tiempo, y de manera simultánea desaprovechar la menor cantidad de tiempo posible.
  3. Comprender las leyes universales y utilizarlas a nuestro favor.

Cómo dice el autor ¿Estás listo/a para convertirte en un/a mago/a del tiempo?

4 formaciones que el sector de la restauración necesita y tú agradeces como cliente

¿Tienes un restaurante? Ni tampoco lo necesitas; si has sido cliente también sabes esto: sabes lo paradójico que resulta que un sector, que representa casi el 5% del PIB nacional y que proporciona trabajo a más de 1,2 millones de profesionales, siga enfrentándose -una y otra vez- a los mismos retos.

Toma nota:

  1. Dejar de descuidar al cliente, y empezar a adelantarse a sus necesidades, escuchando y gestionando sus quejas.
  2. Potenciar las ventas empáticas, que ayuden a fidelizar al cliente y aumentar la calidad del servicio
  3. Hacer el trabajo más fácil, actualizando los procesos que faciliten el trabajo y los tiempos en sala para el cliente y el personal
  4. Hacer desaparecer la incertidumbre profesional y que empiece a ser cosa del pasado.
  5. Impartir formación motivada y de valor; solo así se retiene a los profesionales.

Estos son los retos a los que se enfrenta un sector que, según el último estudio de Percepción sobre el empleo en el sector de la Hostelería y la Restauración 2022,- y no importa el tiempo que transcurra…- sigue generando una imagen negativa para un 33% de los usuarios y profesionales… ¡Y cómo cuesta modificarla!

De la calidad de tu formación depende la confianza de tus clientes.

La pregunta sería: ¿Hemos hecho algo internamente para que esto deje de ser así?… Os contamos porque seguimos sin ver resultados o son muy lentos, según los expertos:

  • Falta formación a medida, no tan inespecífica
  • Conocimientos específicos que ayuden a lidiar con la gestión y organización en un entorno donde el perfil de los profesionales es tan heterogéneo; y donde las profesionales más demandadas corresponden a personal de sala, (30% camareros y 8% ayudantes de camarero), auxiliares de cocina (9%) o jefes de sala…
  • Se carecen de herramientas que ayuden a la fidelización de un equipo.
  • Seguimos habituados a la alta rotación del sector

Empleados felices, clientes fidelizados

Memoriza esta máxima porque es donde vamos a encontrar la respuesta a los retos que nos sigue planteando el sector de la restauración. Si queremos buenos empleados, necesitamos recursos que les ayuden, que les inspiren confianza, y que les haga comprometerse con lo que hacen. Básicamente porque, una vez has encontrado al cocinero que necesitabas… ¿Por qué dejarlo escapar y gastar recursos en preparar a otro?

Si encuentras la manera de fidelizar a tu trabajador más valioso, encontrarás la forma de que éste atraiga. ate cliente…

Prioriza la retención del personal

A este panorama súmale los retos a los que se enfrenta el sector de la hostelería y que se traduce en la necesidad urgente de formar a tus equipos para hacer los restaurantes más rentables, siguiendo un sistema, poner el foco en las necesidades más urgentes:

Up selling en hostelería

Que no es otra cosa que aumentar las ventas desde la mirada del anfitrión, trabajando con todo el equipo de sala, capacitándolo para que puedan poner en práctica esta sencilla técnica de venta que radica en lograr que el cliente se decante por aquellos productos que generan un mayor beneficio al restaurante. Eso sí, es un proceso que requiere una rigurosa formación por parte del personal del restaurante, y fomentar esa habilidad para tratar con los clientes.

Gestión del cliente

Facilitar las herramientas necesarias para cuidar del cliente desde todas las perspectivas. La formación al equipo comercial para aprender a hacer presentaciones eficaces arroja luz, pero también la atención al cliente personalizada, tanto telefónica como en sala, para que descubran y conozcan todas las necesidades más inmediatas de sus clientes y tratar de resolverlas.

Digitalización:

Otro puntal imprescindible en el que hay que formar para hacer más efectivo y rentable un restaurante y que abarca todas las áreas. Pueda ayudar a llevar el control de tus ventas, de tu stock o tus compras, entre otros aspectos. Piensa que hay sistemas de trabajo en el que todos los profesionales requieren saber determinados procesos: desde el cocinero al jefe de sala o al jefe de compras, cocineros, sobre todo cuando hay que hacer fichas. También para hacer más eficientes aspectos cómo la digitalización de las reservas, la gestión de la comanda; turnos, horarios o temas contables.

La eficiencia energética:

La climatización y la cocina son los dos flujos de mayor gasto energético en bares y restaurantes, donde tener un plan estratégico que ayude a solventar la situación marca la diferencia a todos los niveles. En especial, en momentos como los actuales, donde estamos viviendo do una auténtica crisis energética, que se está convirtiendo en la espada de Damocles para el sector. Según los datos del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE), los consumos energéticos en hostelería podían superar antes hasta el 25% de los gastos totales en el sector hostelero. Imaginad ahora…

¿Ayudará esto a cambiar nuestra percepción sobre el sector de la restauración?

¿Sabes cómo evitar perder tu crédito en formación si no lo utilizas? Guardándolo…

Si tienes una empresa de menos de 50 trabajadores y no sabes o no has podido o no quieres gastarte tu crédito formativo durante el año, tienes la opción de reservártelo. Sí. Puedes acumularlo para invertirlo durante los siguientes dos ejercicios. De esta manera no pierdes el crédito que no utilizas, simplemente lo pospones hasta que encuentras la formación, el momento o las necesidades que te motiven a utilizarlo. ¿Lo habías hecho alguna vez?

Sigue leyendo…

Desde el año 2018, todas las empresas medianas y pequeñas tienen esa opción en sus manos: ir sumando el crédito en formación que no se utiliza. Ahora es cuando las empresas están empezando a planificar su formación bonificada anual. Y conocer cómo utilizar este recurso, sobre todo si tienes menos de 10 trabajadores, les permite tener perspectiva, tomar su tiempo para detectar qué necesidades tienes y acumular mas crédito, por lo tanto aumentar tus opciones formativas.

No es lo mismo disponer de 400 euros para gastar que de 1.200 euros a la hora de elegir una formación.

Cómo evitar perder tu crédito en formación

Con un gesto muy sencillo: en el momento de darte de alta para optar a tu crédito formativo anual debes solicitar la posibilidad de guardarlo para que, en el caso de que no te de tiempo a planificar tu formación, no lo pierdas. Así es como podrás acumular tu crédito con el del año siguiente o incluso con los dos siguientes ejercicios.

No olvides que es una opción que tienes que reflejar en el momento que te des de alta para que se haga efectivo y se tiene que hacer durante el primer semestre del año en curso. 

Cómo conocer tu crédito formativo

Acumular el crédito formativo es una opción que tienen todas las empresas con menos de 50 trabajadores y que, para que se haga efectivo, tienes que reflejarlo en el mismo momento en el que te des de alta

Acumular el crédito formativo es una opción que tienen todas las empresas con menos de 50 trabajadores y que, para que se haga efectivo, tienes que reflejarlo en el mismo momento en el que te des de alta.

Como seguro que sabes, todas las empresas tienen un crédito de formación bonificada que se calcula en función de la cuota de formación profesional que se haya ingresado durante el ejercicio anterior por los trabajadores y trabajadoras, y según la plantilla media. ¿Conoces el tuyo?

Si quieres sacarle el máximo provecho, escríbenos para que podamos ayudarte y encontrar la mejor formación planificada a tu medida.

+

Los sistemas de calidad funcionan en Fòrum d’Activitats

Y así hemos conseguido el certificado de calidad para empresas: la ISO 9001

Esto sí que teníamos que contarlo… tras más de nueve meses de trabajo, de medir, analizar y valorar nuestras estrategias, procedimientos y objetivos como empresa, ya estamos certificadas por el organismo de certificación INTERTEK. Y no ha sido sencillo, pero sí revelador.

De hecho es una de las mejores maneras para desgranar los métodos de trabajo de una empresa: ponerlos en la palestra y explorarlos. Valorar cómo se están haciendo las cosas, con quién, qué protocolos funcionan y cuales están obsoletos; o que oportunidades estamos perdiendo. El enfoque basado en procesos y en el ciclo de mejora continua o, mejor dicho, todo el proceso para conseguir la certificación en ISO 9001 -que no resulta ni rápido, ni livianonos arroja mucha luz sobre el rumbo de nuestro proyecto y las decisiones que tenemos que tomar. Y cuando lo logras, lo que tienes en tus manos es una hoja de ruta perfectamente sintonizada con la realidad que vives.

Solas no lo hubiéramos podido lograr. Y claro, aquí como en todo, la ayuda de profesionales expertos es esencial. En nuestro caso, hemos contado con la consultora Comtec Quality, su director ejecutivo Pau Negre y con uno de sus consultores más antiguos, Jordi Besora como artífices de este logro.

De hecho, nos han ayudado a hacer más resolutivo y eficaz todo el despliegue de recursos necesario para determinar los indicadores, objetivos y la planificación estratégica de Fórum d’Activitats.

Cuál es el proceso para lograr la certificación ISO 9001

Acabas creando tu propia hoja de ruta para tomar decisiones y seguir nuestros objetivos

Aquí todo va de compromisos y establecer objetivos que nos hagan mejorar. En este caso, ha sido fácil porque en Fòrum estamos comprometidas con la calidad y la mejora continua. Y así lo trasladamos a la gestión, a la docencia y sobre todo a lo que nos caracteriza, la fuerte orientación al cliente.

Durante un proceso de certificación de ISO 9001 no hay nada que se quede sin medir:

  • El compromiso de la alta dirección.
  • Poder implementar un Sistema de Gestión de Calidad.
  • Contar con los recursos necesarios.
  • Medir, analizar y mejorar nuestros procesos de trabajo.

A nosotras nos ha dado más confianza, tanto para el desempeño de nuestro trabajo como en la relación con colaboradores y con clientes. Además, nos ha ayudado a mejorar el funcionamiento del negocio y a gestionar el riesgo. En definitiva, a ser más eficientes.

Ha sido un proceso interno e intenso… Y ya os digo, que no se detiene aqui. Cuidar la calidad de tus servicios, de tus métodos de trabajo es un proceso continuo.

Nuevos modelos de aprendizaje para empresas

¿Sabes cómo te formarás en un futuro no muy lejano? Por no decir que ya es posible… Te vamos a dar una idea: podrás aprender y adquirir conocimientos al instante, recreando en el mismo espacio la realidad necesaria para poner en práctica esos conocimientos, y hacerlo a la carta: prácticas específicas, operaciones médicas, habilidades técnicas complejas, manejar maquinaria especial… Todo eso es lo que podrás incorporar a tu bagaje formativo con ayuda de unas gafas especiales, un ordenador y con material específico.

Aprender a través de la inmersión

¿Qué te parece? Se llama Realidad distribuida y fue uno de los ejes principales que se trataron en las jornadas de Formando Futuro. Si no la conocías, o no habías oído hablar de ello, te lo decimos ya: promete ser un avance apasionante porque nos acercará a lo que queramos aprender de una manera inmersiva. Es decir, que podremos aprender experimentando -por más lejos o inaccesible que nos parezca- a través de un entorno virtual a medida de nuestras necesidades.

Podrás aprender habilidades prácticas sin moverte de tu espacio

Quédate con estas características:

  • Supone un acceso ilimitado a la formación
  • Reduce la inversión en tiempo y recursos
  • Nos hace fácil la necesidad de formarnos contínuamente durante toda la vida, que ya tenemos.

¿Cómo evoluciona la formación para empresas?

Pues de la mano de esta nueva tecnología, lo que va a suponer es que vamos a necesitar formadores capaces de acompañar en el proceso. De hecho, el formador, en los próximos años, tiene una responsabilidad, la de utilizar cada vez metodología diferente para impartir sus clases. Se acabó el exceso de materiales o el repetir dinámicas, se acabó hasta el propio concepto de formador. Ahora es un consultor de transmisión de conocimientos… Y, tiene su sentido, porque canalizará esos conocimientos específicos que se quieren adquirir.

De hecho, en las formaciones especializadas para empresa cada vez se tiende más a utilizar herramientas nuevas y metodologías para transmitir el conocimiento.

Imaginad lo lejos que va a quedar la formación online, cuando aprender se convierta en recrear, aquí y ahora, cualquier nueva habilidad, estés donde estés. Esto supone un nuevo reto al que hacer frente, ponernos al día, pero también nos da pistas sobre cómo la formación va a ser el eje sobre el que gire nuestra vida laboral.

La formación es el eje sobre el que va a girar nuestra progresión laboral

Formación a través de las RRSS

¿Cuántas formaciones se han hecho en streaming en el último año? O, más bien deberíamos preguntar, ¿Cuántas formaciones has completado gracias a unos webinars gratuitos en IG? Porque la formación también tiene sus propios canales en las RRSS, convirtiéndose en una plataforma aliada para que la formación siga siendo prioridad y objeto de cambio en nuestra vida.

¿Cómo se pueden bonificar los cursos de formación?

¿Has planificado ya tu formación para 2022?

Pues si aún no lo has hecho y no sabes cómo empezar, te vamos a dar algunas claves esenciales para que empieces con buen pie… Y lo primero que tienes qué saber es qué cursos puedes bonificar… En principio, si tienes una empresa, tienes una selección de cursos bonificados esperando para que los hagas y formes a tus trabajadores a coste cero. Aquí te contamos más sobre esta primera parte del proceso:

¿Y cómo hago el proceso para bonificar los cursos?

La pregunta que todas las empresas se hacen llegado a un determinado momento es esa: Cómo puedo bonificar los cursos. Muy fácil. Todos se pueden bonificar si se tienen en cuenta una serie de aspectos. Lo primero es tener muy claras las necesidades de tus equipos, sus motivaciones profesionales, en qué se puede mejorar; hacía donde dirigir los programas formativos, qué carencias hay, si necesitas hacer más competitiva un área o ayudar a motivar a un equipo… Son preguntas que tienes que hacerte porque los cursos que elijas deben estar relaciones con tu sector y con los perfiles profesionales de los trabajadores. Debe haber una correlación porque esas formaciones van a ir dirigidas a mejorar y potenciar sus cualidades y, por tanto, las de tu empresa.

Te aconsejamos que hagas una lista de las necesidades que necesitas mejorar y que cuentes con tus trabajadores para detectarlas

Parece obvio pero es es donde fallan gran parte de las empresas: en no tener en cuenta cómo deben ser los cursos elegidos para que cumplan con todos los requisitos para ser bonificados.

La formación bonificada para empresas es una oportunidad de mantener activos a tus equipos y empieza en el mismo momento en que decides que hay que dar un salto cualitativo.

¿Cómo escojo los cursos para bonificarlos después?

  1. Conocer las necesidades de tus profesionales para cubrirlas formativamente
  2. Encontrar los cursos que se ajusten a esos perfiles, dirigidos a su ámbito profesional o a las nuevas competencias que se quieran desarrollar.
  3. Hay que gestionarlos, desde el inicio hasta el final, y comprobar que se lleven a cabo en modalidad presencial u online, dentro del horario laboral. 

Este es el primer paso y hacerlo bien te aligera mucho el proceso. Aunque pueda parecer sencillo, no todas las formaciones sirven ni pueden bonificarse. Por eso cambia mucho el enfoque si lo das solo o con el soporte de un centro de formación para que pueda asesorarte a nivel pedagógico. 

Por supuesto, esto es la punta del iceberg. A partir de aquí tendrás que continuar una serie de trámites y gestionarlos desde la aplicación telemática que la FUNDAE tiene para realizar la bonificación de los cursos.

Es frecuente encontrarse con empresas que no llevan a cabo formación para sus trabajadores porque creen que la bonificación es un proceso muy difícil. No hace falta que seas una de ellas, si ves que el proceso se complica o necesitas delegar la gestión de la planificación formativa, estamos para hacerlo.

Escríbenos a: mmari@factivitats.com

¡Y encontraremos los cursos que tus equipos necesitan!

Qué es la formación bonificada para empresas

¿Te es familiar el concepto de bonificar tu formación de empresa? Probablemente, sí, Sin embargo, y a pesar de todo el valor que conlleva integrar la formación como parte viva de una empresa, no lo hacemos. O no lo hacemos todo lo bien y lo a menudo que debiéramos. Y eso nos supone un coste difícil de afrontar: la pérdida de oportunidades, de competencia y de talento. Ahí lo dejamos…

Todas las empresas tenemos un crédito formativo que podemos gastar en cursos para formar a nuestros trabajadores. No importa lo grande o pequeña que seas, mientras tengas empleados cotizando en la la Seguridad Social, tienes la opción de formarlos sin coste… Y si no lo usas: ese crédito se pierde.

La pregunta es: ¿Te lo puedes permitir?

La formación bonificada es la oportunidad que tienes, como empresa, de potenciar el talento de tus trabajadores a través de una formación a medida, sin coste.

¿Qué es la formación bonificada?

La formación bonificada es un crédito formativo que tienes como empresas para invertir en la formación profesional de tus empleados, a coste cero. El objetivo de bonificar tu formación es que incrementes tanto el rendimiento como la competitividad de su equipo de trabajo y, por tanto., generar valor que repercuta en más beneficios. Pero como todo, hay un proceso que implica tiempo y cumplir unos requisitos.

Mira aquí cómo trabajamos para hacer sencilla la gestión de tu formación bonificación

Empieza por diseñar tu plan de Formación

El primer paso para empezar a pensar en bonificar tu formación es averiguar qué crédito tienes disponible para gastar. ¡Y cómo lo vas a gastar! No sirve cualquier curso, sino todo lo contrario: trabajar una planificación a medida de las necesidades de tu empresa y tus empleados. Para eso necesitas diseñar un plan formativo, y hacer un seguimiento de los procesos, que te detallaremos en otro post para que puedas conocer todos los pasos.

La formación permanente en España sigue siendo un punto a mejorar dentro de las estrategias empresariales de las empresas: nos cuesta formarnos, adaptarnos, reinventarnos porque nos resistimos al cambio y a analizar nuestras fortalezas y nuestra debilidades para aumentar a cal

Por qué es importante la formación permanente en la empresa

La formación permanente es una herramienta eficaz para impulsar habilidades e integrar conocimientos nuevos que vuelven a los trabajadores más efectivos, aumentando así la productividad de la empresa. Pero también dándole efectividad. Y es importante porque en España, durante 2020, la formación empresarial seguía siendo mínima –un 9,9% de hombres y un 12,0% de mujeres con edades comprendidas entre 25 y 64 años según el INE-. Datos que nos hacen están muy por debajo de los países de la Europa del Norte.

¿Tienes dudas para bonificar tu formación de empresa? Sigue leyendo aquí...